Guerrero de máscara lunar

por Juampi Andrade y Juan Cruz Molas y Molas

01/04/2020

FRANK XARATE

Cuando le presenté el trabajo de Frank Xarate a Subterráneo Mag, tenía en mente una sola cosa: el aroma de lo nuevo, el transmitirles a quienes están detrás de esa pantalla, la extraña sensación de estar, al menos por un rato, frente a algo distinto, intrigante, oscuro tal vez, pero con historias y reflexiones interesantes detrás. 

 

¿De dónde conozco a Frank? Con él compartí un trabajo en una agencia de publicidad. Lo que más extraño de él, son nuestras charlas cuando salíamos de trabajar por las verdes y frondosas calles de Nuñez. Casi 20 cuadras hasta tomar el subte de Congreso. Cada día era una charla distinta: religión, política, arte, pavadas sin sentido, literatura, historia, no había tema de cual no tuviera una respuesta que me haga dudar.

 

Y siendo que estamos viviendo un momento insólito (y difícil), se me ocurrió compartir su trabajo como si fuera un wildpaket. ¿No sé si están familiarizados con el término de “westpaket”? yo lo aprendí hace poco y les comento de qué va: hace referencia a la Alemania de la guerra fría, cuando Berlín estaba dividida en dos y los residentes del lado Oriental, recibían con ansias paquetes de sus amistades y familiares que vivían al otro lado del muro. Una real locura. Hablo de familias separadas por años, en contacto sólo por los viajes ocasionales de quienes vivían en Occidente y contaban con permiso para ir. En esas situaciones, los weskpaket eran muy codiciados por contener productos nuevos, sabores distintos, colores de moda y texturas de un mundo completamente desconocido para muchísimas personas del lado oriental.   


Lo importante en los westpaket, vale aclarar, no eran los productos de consumo en sí: un jabón, una mostaza, un jean por más moderno que sea, se agotan. Lo que no se agota fácilmente, es esa sensación de descubrir por primera vez que existe otro mundo nuevo allá afuera. Eso es excitante. Eso tiene real valor. Me gustó la expresión y me la robé para presentarles el trabajo de Frank. En su wildpaket  también van percibir colores, texturas, olores, conexiones nuevas y reflexiones de alguien que, por momentos, vive en un submundo completamente distinto al nuestro. El guerrero de la máscara lunar.

- Juampi Andrade.

¿Nos contás un poco de dónde nacen tus dibujos? 

 

Depende, la mayoría viene de sueños que tengo, donde las imágenes se mezclan en aquello que leo, veo y después mi cabeza vuelve a reinterpretar en un sueño. También en gran parte surgen de algunas frases que leo en libros o escucho, es todo como un mix. Después hay otros que están conectados directamente con mi infancia, como la serie de máscaras, que cuando era chico me daban miedo y ahora las creo.

 

Otro alimento que nutre mi creatividad, en este momento tiene que ver con las culturas indígenas y negras y todo aquello que tiene que ver con lo ritual, con aquello que se puede crear y dotar de una entidad.

 

Por ejemplo ésta serie de demonios: ¿Nos introducís de qué va?

Esta pequeña serie se tituló Selkfranks que es de cierta manera un homenaje a los Selknam, grupo indígena que exterminaron en el siglo 19, la primera vez que vi una foto de ellos, quedé impactado, ya que las fotos se relacionan con la ceremonia Hain. Lo que significa cada una de las entidades, que representan en esa ceremonia es increíble y es triste saber que ya no están. Tan sólo quedan algunas imágenes y algunos libros que hablan sobre su cultura.  Pienso que es un homenaje a ellos, desde mi perspectiva y respetando su cultura, en esta serie se mezcló con los guerreros de máscara lunar de Burkina Faso, ya que visualmente tiene similitudes.

Vemos que se repiten ciertas temáticas: lo ancestral, los demonios, lo mitológico, lo pagano. ¿Por qué utilizas éstas temáticas en tu obra? 

 

Es una idea con la cual viví rodeado cuando era más chico, eso se podía relacionar con algo oscuro, así como también algo luminoso. Además creo que hay algo que se va transmitiendo y no hablo de algo genético, sino más bien desde el relato y que acontece de una forma en mi cabeza. Y si tendría que decir de donde provienen creo que desde mi infancia y vida que tuve en Buenaventura. En conjunto con todo lo que he aprendido, escuchado y visto hasta ahora.

¿Y cómo era vivir en Buenaventura?

 

Bueno, Buenaventura está situada en la zona del Valle del Cauca como a dos horas de Cali, es un lugar rodeado del océano pacífico, selvático y de prolongadas lluvias que podían durar entre dos o tres días. Las montañas también son algo que según mi experiencia, te marcan, de alguna forma sientes esa presencia de masa verde atravesarte y dejarte perplejo con su belleza, en fin, es un lugar donde estás muy conectado con el tiempo de la naturaleza, a pesar de que también es un puerto muy importante. Crecí rodeado de mujeres, mi madre, tres hermanas, abuelas y dos tías. Con respecto a mi abuela Tere, es alguien que cree en otros planos de existencias, así como energías que nos rodean, en realidad creces con el respeto a determinadas creencias, e interpretaciones de sueños y hechos. Buenaventura es un lugar particular, digamos un lugar en donde aún me descubro desde la distancia.

¿Cómo fue la experiencia de emigrar hacia otro país?¿Desde aquella pequeña isla a una ciudad tan grande y cosmopolita como Buenos Aires?

 

Pues se dio de manera imprevista, llegué a la Argentina por amor y después me quedé. Cuando llegué a La Plata me encantó, sobre todo el hecho de su construcción, calles diagonales y formas de ubicarse, me costó un poco, y cuando conocí Buenos Aires, en donde vivo ahora fue como un tsunami de concreto, un hermoso tsunami.

¿Cómo afectó esta experiencia a tu forma de ver el mundo, a tu expresión, a tu proceso creativo?

 

Creo que la expandió, Buenos Aires tiene la capacidad de absorberte y al mismo tiempo mantenerse en pie, es donde uno empieza a  buscar su propia manera de centrarse y construirse, a buscar mi propia identidad en esta caudal de información visual. El otro hecho que me parece importante es la movida cultural desde lo macro a lo micro, creo que es una ciudad que como su río, siempre está en movimiento.

"El arte es una pregunta que nos interpela y nos hace pensar sobre nuestra existencia. Así que puede ser aquello que cada artista desee direccionar, siempre y cuando nos ilumine."

- Frank Xarate.

¿Tenés artistas favoritos? ¿Podrías contarnos un poco acerca personas o referentes que te hayan influenciado?

 

Sí, tengo muchos referentes que van desde Kara Walker, Nick Cave (no el cantante, el artista), Jean Michel Basquiat, Gerhard Richter, David Lynch, Kiki Smith, Anselm Kiefer, Marcia Schvartz, Louise Bourgeoise, etc. En fin, son muchos referentes con las cuales me conecto por que creo que generaron un universo en su propio medio y que tiene algo onírico y político a la vez.

 

También y esencialmente con aquel arte ancestral tanto indígena como negro del mundo. Y sin restar importancia el mundo simbólico de los sueños y todo aquello que ahí acontece mientras duermo.

¿Cómo sabes que una obra está terminada?

 

Cuando mi cabeza decide que ya es suficiente, pienso que hay un tiempo para cada obra; aunque algunas veces las vuelvo a mirar y recuerdo algo de cuando lo dibuje y tal vez añado algo.

¿Qué es ser humano para vos?

 

El ser humano es una mezcla infinita del universo, oscuridad y luz, como un agujero negro.

¿En qué crees?

 

En diversas dimensiones en un mismo plano.

Trystan Bates, un amigo mío que también entrevistamos con Juampi para Subterráneo, dice que “el arte con un propósito siempre es mejor arte (...), el arte con un propósito social o ambiental, para el bien común, es el arte supremo”. ¿Qué opinas de esto y por qué?

 

El arte es una pregunta que nos interpela y nos hace pensar sobre nuestra existencia. Así que puede ser aquello que cada artista desee direccionar, siempre y cuando nos ilumine.

¿Qué queda de aquellos días en las calles de tu barrio? Los amigos, la familia, ¿Cómo canalizas el desapego de tu cultura y la distancia?

 

Quedan muchos recuerdos, texturas, olores y formas, así como también amigos unos que están, otros ya no,  las montañas inmóviles, el mar y mi familia. Y todo aquella historia que está en mi cabeza.

 

Yo pienso que la cultura es aquello con lo cual te vas relacionando y aprendiendo de ello, así que no siento desapego, ya que llevo dentro mío un pedazo de esa isla que es mi infancia y aquello que me salvó en muchos sentidos, que no me hace olvidar de dónde provengo, y a dónde algunas veces vuelvo en sueños.

-

Mini-bio:

Frank Xarate nació en Buenaventura, una pequeña isla en el pacífico colombiano. Reside y desempeña su profesión en la ciudad de Buenos Aires. Es diseñador en comunicación visual, egresado de la UNLP BELLAS ARTES. Actualmente cursa el posgrado de Diseño Conceptual en la Universidad Tres de Febrero (UNTREF). Frank es un creador de imágenes que surgen de la interacción entre el arte y el diseño, y de un bagaje ancestral.  Le interesa la relación entre la técnica digital y manual, el constante vaivén entre estos enfoques caracterizan su trabajo.

-

Entrevista por Juampi Andrade y Juan Cruz Molas y Molas.

Intro por Juampi Andrade.

(Imágenes cortesía de Frank Xarate).

SUBTERRANEO. 

Para saber más acerca de Frank Xarate ir a:

Instagram / Behance

  • Facebook
  • Instagram