FRANK THE KOOK

Las Campanas de las Ovejas

Por Marcio Parks

19/2/2019

En la vida, pasan trenes… y  cambia el rumbo... Frank es uno de los tantos artistas que se dan una vuelta por Sudamérica, y en su búsqueda constante de inspiración llegó a Buenos Aires donde retrata a través de su trabajo grandes hitos y costumbres de la cultura popular Argentina. Una obra sentimental y humorística, crítico e irónico… cargada de sinceridad y sencillez, con destellos pop y aire Río Platense. Frank the Kook habló con Subterráneo de su tierra natal, de su familia, su arte... y de sus viajes por el mundo.

¿Cómo llegaste a Argentina?

Llegué hace 11 meses. Descubrí Argentina hace 5 años mientras viajaba por América Latina, y me enamoré del mate y los choripanes con chimichurri, entonces qurería volver a vivirlo, y es lo que pasó.

 

Tu trabajo parece estar atravesado por el enfoque en ciertas estéticas que tienen que ver con la cultura popular, las costumbres, la idiosincrasia. ¿Pensás que Argentina como plataforma ideológica para un artista, como contexto sociológico, es un buen lugar para trabajar? ¿Cuál es el alimento del que se nutre tu creatividad?

 

Creo que un buen lugar para trabajar como artista o creativo es un lugar que te inspira y te permite crear. Argentina, para un extranjero es interesante en muchos aspectos: fuerte historia, mucha diversidad, una cultura propia. Llegué en un momento particular me parece, mucha movilización. Es inspirador ver gente que no se calla y que se moviliza por sus derechos para hacer cambiar las cosas, eso da material para crear. El cosmopolitismo de Buenos Aires me da las informaciones necesarias para sentirme inspirado: pañuelos, marchas, la gente que daría su vida por un partido de fútbol, una parrilla casera, los taxistas porteños, una porción de Fugazzeta a las 5 en un Kentucky. Entonces para mi... está bien.

Entonces, creo que lo primero de lo que se nutre mi creatividad es mi ambiente. Y hace rato ya que estoy afuera de mi país y lo primero que me llama la atención es claramente la diferencia cultural del país donde estoy. Viaje un montón este año y vi mucho de comportamientos diferentes, Cuba, Argentina, Brasil, Isla de Pascua; cada conducta específica y no solo de locales, al final, ver como se comporta un turista es superinteresante y gracioso a veces, y yo soy uno también así que hay un par de auto-críticas en mis ilustraciones. El uso de las tecnologías ahora también me re inspira con todo lo que implica. La revolución digital hizo nacer nuevas formas de vivir, manejarse, y aunque esta tecnología tiene muchos buenos aspectos, hay un montón que me parecen una boludés, y me gusta dibujarlo porque me hace reír o pensar. En general, cuando encuentro algo gracioso o que tiene sentido, lo voy a dibujar.

¿Qué rol cumple el color en tu obra? ¿Cuál es su función?

Color es vida. Nunca realmente pensé en cuál es su función,  creo que a la ilustración le da más impacto. Creo que los ilustradores, artistas que me inspiraron, todos tuvieron un uso del color muy poderoso y que le da más vida a la obra. Siempre me gustó lo que está bien coloreado en el diseño, arte, ilustración. Es como si cocinás y te gusta mucho la sal por ejemplo... vas a poner mucho, yo no cocino pero dibujo, y me gustan los colores así que pongo mucho.

"El cosmopolitismo de Buenos Aires me da las informaciones necesarias para sentirme inspirado: pañuelos, marchas, la gente que daría su vida por un partido de fútbol, una parrilla casera, los taxistas porteños, una porción de Fugazzeta a las 5 en un Kentucky. Entonces para mi... esta bien".

- François Thevenet (Frank the Kook).

Tenes una manera simple de expresar cierta crítica o postura ante algo. ¿Es una característica de siempre o se va desarrollando según el momento y la necesidad?

Creo que se va desarrollando. No dibujo ni pienso de la misma forma ahora que hace 5 o 10 años y en 10 años seguro que será re diferente. Siempre use el dibujo para exprimir mis pensamientos.

 

¿Qué queda de aquellos días en las calles de tu barrio (Francia)? Los amigos, la familia, ¿Cómo canalizas el desapego de tu cultura y la distancia?

 

Yo no vivo en un barrio, es un pueblo de 30 habitantes perdido en las montañas Pirineos a la frontera con España, nada que ver con Buenos Aires. Hay más ovejas en este pueblito que gente y no se escuchan autos, pero sí las campanas de esas ovejas. Queda lindísimo y amo este lugar. Extraño a mi familia obviamente, pero con la tecnología nos podemos llamar cuando queremos así que está todo bien. Esta tecnología transformó toda la forma del viaje, me acuerdo que mi padre, cuando nací, se fue a Chile por unos meses de viaje a caballo y llamó a la familia cuando pudo, si no había teléfono por 3 semanas, no había noticias por 3 semanas y fue así. Ahora, si no doy noticias por 2 días o que no contesto a un mensaje al instante mi madre se pone loca y puede creer que algo está mal. Bueno, exagero un poco, pero hay algo de eso. Así que bueno, extraño físicamente a la gente pero al final siempre estoy hablando con ellos así que todo bien.

Y el tiempo pasa tan rápido que al final vi pasar el año desde que llegué. Lo bueno es que acá, tengo superbuenos amigos y me siento como en casa. Culturalmente, no hay tampoco una diferencia gigante, Buenos Aires es muy europea, cuando camino por la calle la gente no me mira como extranjero como sería el caso en Japón... me imagino. Y Argentina tiene buen vino así que se aguanta la diferencia cultural.

¿Hacia dónde crees que va todo Frank? ¿Cómo ves a Argentina hoy? ¿En qué se diferencia de tu lugar de origen?

No sé hacia donde va todo pero creo que no estamos tomando el buen camino, subida de la extrema derecha por todos lados, el desastre de la tecnología… da miedo. No soy para nada un experto en política, estoy muy por fuera de eso, y no lo quiero pensar mucho sino me voy a volver loco.

Y Argentina, la veo linda, porque no estoy directamente concentrado por la crisis y aprovecho todos los lados positivos de este país. Así que todo bien para mi pero estoy consciente que no está tan fácil para todos.

¿Y que diferencia con mi lugar de origen? La gran diferencia es que no hay nieve y no se escucha ni una campana de oveja acá en capital.

Entrevista por Marcio Parks

(imágenes cortesía de Frank the Kook)

Para ver más acerca de Frank the Kook click en los siguientes links:
Instagram

-

SUBTERRANEO 

  • Facebook
  • Instagram