18.jpg

Tiempos de vivir

por Marcio Parks y Juan Cruz Molas y Molas

23/10/2018

FACU STRICKER

Abandona de vez en cuando la ciudad para entregarse al mundo, moviendo el piso de un futuro inmediato. Se revela a sí mismo cuestionando la agonía que provoca la sociedad… En el mar encontró una forma de amor solitario, solapado por el viento y sin ataduras. Un paso entre olas, pues nos espera un viaje por Centroamérica, cultura y tradición, "Fueron tres meses en Santa Teresa, Costa Rica, despertando al amanecer, fuera de contexto, y por eso me traje mucho tiempo de pensar, plantearme cosas, tomar decisiones, mover el piso de un futuro inmediato".

-

Ir, estar, formar parte del paisaje… y volver, es algo que lo hago en casi todos los viajes, como este último por Costa Rica. Partí muy quemado por el trabajo,  por haber dedicado mucho tiempo a eso, un ritmo muy intenso, quería bajar, despegar de esa situación, hacía un tiempo que no viajaba y la ciudad ya me lo estaba pidiendo. El gusto por el surfing, surgió la posibilidad, en Costa Rica hay buenas olas todo el tiempo, y esos fueron los motivos para dejar algunas cosas atrás… y emprender una nueva aventura. Nutrirme del mar era lo principal y perfeccionar mi técnica en el surf, una disciplina que vengo curtiendo hace varios años, que me incita a la superación y me inspira para otras, como la fotografía.

La fotografía nos permite viajar en el tiempo, estar en otra frecuencia, exponer la mente a un lugar, no común. Creo que nos cuesta muchísimo organizarnos a todos con el tiempo, uno va siguiendo lo que ya está empaquetado, es lo que todos hacemos, pero se puede llevar una vida sana… el que quiere surfea y el que no… Fueron tres meses en Santa Teresa, Costa Rica, despertando al amanecer, fuera de contexto, y por eso me traje mucho tiempo de pensar, plantearme cosas, tomar decisiones, mover el piso de un futuro inmediato.

El océano imprime mucho respeto, es muy exigente, el contacto con el mar debe estar acompañado de un estado de conciencia, un par de olas que te obligan a tener disciplina son suficiente para encontrar tu lugar y aprender que ahí no tenes que estar. Viajar por el mundo te hace extrañar, ves tu lugar en perspectiva, porque al final de todo siempre uno busca su casa, su familia, los amigos… entonces es como regresar, para volver a partir.

Tener paciencia, ganas de descubrir, tolerancia, humildad, respeto, son algunas de las claves para emprender un viaje, lleva tiempo, lo sé… pero es importante poder estar atento, abierto a lo bueno, y a lo no tan bueno. Santa Teresa es una cultura rural, muy reducida, pequeñas parcelas de azúcar, cacao, es como retroceder en el tiempo, sin publicidad, súper tranca, cosmopolita a la hora de surfear, me hizo acordar a San Marcos.

El culto excesivo de la imágen, tenemos que estar todos haciendo cosas y mostrando, por eso estuvo bueno llevarme la maquinita de rollo, ¿a ver esta foto?, voy, la saco, me tomo el tiempo, mido la luz, y después… cómo será, ir a revelar, como era antes, que te hace valorar un poco más la imágen, y después las ves al tiempo y te provoca otra sensación, que no sé si la gente actualmente la conoce. Sacar la foto y verla al mes y tener un soporte físico, es algo muy raro, muy lindo. Ahora los chicos las guardan en instagram o facebook y es diferente. Parece que es más lindo sacarlo y mostrarlo en el momento que recordar cierta cosa. Es como que la gente quiere estar ahí, sacarse la foto. No hay anécdota, tampoco hay una vivencia, un análisis profundo de la situación, hay poca charla, quizás estoy siendo un poco exagerado, antes la cosa era de otra manera. Para mi pasa por otro lado la cuestión, por disfrutar, por viajar. Me pasó en Costa Rica que estuve un mes y medio sin teléfono y hablaba más con la gente, vivía las cosas de otra manera. Lo vuelve más real, sin intermediarios, menos ficticio. Ahora todos... te podemos contar la peli que queramos.

32.jpg

-

Fotografías cortesía de Facu Stricker.

Entrevista por Juan Cruz Molas y Molas y Marcio parks.

SUBTERRANEO. 

Para ver más acerca de Facu Stricker ir a:

 

Instagram / Wallride mag